Claves para entender y mejorar la Productividad (III – Valor)

itilTercera entrada  de la serie sobre productividad  que comenzó aquí. Comentaré sobre los conceptos de valor y calidad, desarrollando más los ejemplos previos, para revisar la manera de medirla.  Si te interesan estos temas, no dudes en contactar conmigo vía LinkedIn, y si tienes tiempo deja algún comentario o recomendación. Me gustaría mucho que hubiera un debate al respecto.

El concepto de valor al que me refiero es conforme a la definición de ITIL (buenas prácticas de servicios), que lo considera la suma de:

  • Utilidad: (El producto o servicio) es útil para un determinado propósito, que se supone que es el que necesita el cliente o comprador. En el ejemplo del libro, quiere decir que cubre el objetivo que queremos, ya sea entretenernos, formarnos, …
  • Garantía: Es práctico, es decir, se puede usar, es amigable, etc. En el ejemplo tendría que ver con un tamaño de letra adecuado, peso y tamaño que lo hacen manejable en nuestro caso, si se deteriora o no con el uso, incluso si el estilo nos cansa, si nos lo entregan en casa o podemos descargarlo electrónicamente, etc. Puede que el libro sea útil, pero si falla la garantía quiere decir que no vamos a aprovechar todo el valor potencial del libro.

La calidad no es exactamente lo mismo, ya que en la práctica toma un enfoque de procedimiento para favorecer que se genere valor tangible, pero por simplificar diré que a largo plazo el valor y la calidad percibidos por el cliente se pueden tomar como sinónimos.

En la entrada anterior estábamos viendo un par de casos de decisión de compra. Me parece claro que el comprador va a preferir el producto de mayor valor por el mismo precio, y la medida de la productividad tendría que reflejar esto. Lo interesante es que el comprador tiene que tomar la decisión sin conocer el valor final que va a poder obtener, en el caso de los libros porque normalmente no se va a poder leer una gran parte de los mismos antes de decidirse. Y de ahí que tenga que hacer una estimación rápida del valor que espera recibir, basándose en indicios, y con toda la subjetividad del mundo.

 Ya lo he comentado, lo normal para la decisión es pedir recomendaciones a los amigos, mirar el índice y las reseñas, saber más del autor, o leer párrafos al azar. El número de páginas quizás nos de una estimación del esfuerzo (nos gusta pagar por algo que se intuye que lleva un esfuerzo detrás), y nos advierte de precios desproporcionados, pero es un factor más en casos normales. Y como compradores, un tanto irracionales, también vamos a estimar un mayor valor si nos gusta el título, la portada, o si somos compradores compulsivos y nos topamos con el libro a la entrada, pero quiero obviar esa parte. Está implícito que a mayor valor estimado, mayor precio está dispuesto a pagar el comprador, siempre que no desborde su presupuesto.

regla¿Qué tiene que ver esto con la productividad?

Mi hipótesis es que la productividad se tendría que medir como el valor producido dividido por tiempo, que toma también forma de velocidad. Y esto presenta dos problemas prácticos:

  • El valor es un concepto difuso, sobre todo por su subjetividad, y por lo tanto necesita ser aproximado por una o varias métricas. Incluso es difícil imaginarse una unidad para el valor, que no sea un importe económico. Lo importante aquí es que siempre son medidas imprecisas (parciales), y hay que saberlas interpretar como tales.
  • El valor percibido puede cambiar radicalmente en poco tiempo, y por lo tanto el contexto en el que se mide la productividad es fundamental. ITIL dice, por ejemplo, que el cliente de los servicios percibe la calidad especialmente en los momentos de incidencia. Tampoco nos tiene que extrañar que en el caso de los libros no siempre coincida el valor estimado por indicios durante la compra, con el que percibimos después de haberlo leído.

¿Pero hay casos realistas de esto o todo es elucubración?

Voy a poner un caso, y en la siguiente entrada seguiré comentando más sobre ello, y sobre la relación con proyectos y operaciones.

En el desarrollo de software, las primeras medidas de productividad, en realidad más bien para estimar esfuerzos, se basaban en número de líneas de código generadas al día. Rápidamente se vio que esto no tenía mucho sentido: Un mayor número de líneas de código no sólo no era mejor sino que complicaba las cosas innecesariamente, el programa se podía ralentizar,  y además los programadores, conscientes de esta métrica, introducían líneas de código inútiles, para hacer bulto. Diré que de aquí se ha ido evolucionando a otras métricas como puntos función al día o más recientemente puntos de historia, que prescinden del número de líneas de código.

ordenadorIBM

De cuando la velocidad para escribir código era lo más relevante
 

La parte interesante es que la evolución ha sido por refinamientos hacia una mejor estimación del valor producido, aunque sea parcial. Y que aunque persiste el concepto de velocidad, se aleja del concepto físico. Creo que un buen reto práctico de la gestión de la calidad consiste en ir encontrando métricas y procedimientos operativos en diferentes fases de la producción, que nos den una estimación del valor consistente con el que al final percibe el usuario o cliente. Como opinión muy personal, temas como las revisiones por pares y la dinámica del trabajo en grupo son mucho más efectivas, y en cambio las veo en declive, precisamente en aras de la productividad mal interpretada.

No te pierdas la entrada siguiente de la serie, con nuevos ejemplos sobre proyectos y operaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gestión, Tecnología y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Claves para entender y mejorar la Productividad (III – Valor)

  1. Pingback: Claves para entender y mejorar la Productividad (II – Ejemplo) | Ideas de un Project Manager – José Julio López

  2. Julio Aliaga dijo:

    “…temas como las revisiones por pares y la dinámica del trabajo en grupo son mucho más efectivas, y en cambio las veo en declive, precisamente en aras de la productividad mal interpretada” Muy bueno y muy cierto.

  3. José Julio López dijo:

    Hay una falsa creencia de que muchas pequeñas optimizaciones acaban consiguiendo una grande, pero no es así necesariamente, porque cada vez se está midiendo la optimización de una forma diferente, y no en referencia a un objetivo global y de más largo plazo.

Deje una Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s